Santo Mártir Mercurio de Smolensk, el milagroso