Santo Mártir Julián (Elián) de Homs

San Julian o Elian, nació en la tercera centuria de padres paganos en la ciudad de Emesa, actualmente Homs, Siria. Se desconoce como se convirtió al cristianismo, pero su vida y muerte testifican como vivió y sufrió su cristianismo. El era un afamado y hábil médico y cirujano. Fue conocido por  no cobrar sus honorarios y por su gran altruismo filantrópico. Además de ser médico de cuerpos, condujo a muchos hacia el camino de la fe en Cristo. Todo esto causó la envidia de otros doctores de la ciudad  celosos de su capacidad y generosidad. Los gobernadores romanos recibieron órdenes de perseguir  a los cristianos. El padre de Elian era un oficial de alto rango en la ciudad y fue el responsable de arrestar al obispo Siluan, al Diacono Lucas y al lector Mokimos, para torturarlos. Los golpearon y arrastraron  por la ciudad amarrados a una carroza para aterrorizar públicamente a los cristianos y después fueron torturados continuamente. Elian se escabulló dentro de la prisión intentando curar sus heridas pero fue sorprendido, arrestado y presentado ante su padre quien a su vez lo remitió al gobernador. Allí presenció la ejecución de Siluan, Lucas y Mokimos. Después su padre lo amarró a un caballo y lo arrastró por las calles, lo apresó y torturó por meses, pero nunca renunció a su fe, sufriendo todos los suplicios de Cristo. Finalmente su padre le clavó un gran clavo en la cabeza y en los pies. Alcanzó a caminar hasta una cueva en las afueras de Homs donde finalmente falleció el 6 de Febrero de 284. Todo el pueblo de Homs en Siria lo aclama como su santo protector.