Los cuarenta y dos mártires de Amorio

Amorio es una ciudad de Fregia, que a partir del siglo VI fue un centro militar bizantino importante en Asia central. Cuando en el año 838 estaba dominada por el califa Mutasim, nos relata la tradición que fueron capturados y asesinados setenta mil ciudadanos. Entre los cautivos había 42 ciudadanos entre los cuales había militares y familias nobles. Fueron trasladados a Bagdad encadenados en cárceles oscuras y con mucha humedad sin agua ni pan. En estas condiciones pasaban sus días los hombres, rezando para morir lo más rápido posible. Un día los sacaron de la cárcel y los llevaron ente la presencia del califa. Este con un estilo muy amistoso, les ofreció restaurar sus posiciones sociales y militares si se convertían al Islam, los hombres le respondieron rápida y valientemente que “eso no sucedería”. Entonces el califa ordenó que fueran asesinados.