El Santo y Justo Simeón que recibió entre sus brazos a Cristo y Ana la profetisa